+34 91 541 00 00

El éxito de una empresa depende de un conjunto de factores, cada uno de ellos, en mayor o menor medida, influye. Dentro de sus bases, la productividad y el desempeño de los empleados tiene un protagonismo destacable. Si el ambiente de trabajo y el bienestar de los que lo desempeñan es positivo su productividad y rendimiento mejorará con creces. Por ello, desde D&D Asociados os damos estos 5 pasos para motivar a tus empleados. 

Orden y comodidad en el espacio de trabajo

Para incentivar la productividad de tu oficina es indispensable que esté organizada y sea funcional para que, aquellos que lo ocupan, realicen las tareas pertinentes de manera concentrada y eficiente. Si no se respeta el orden visual y espacial tus empleados podrán distraerse con más facilidad. Teniendo ordenados los elementos del espacio podrás reducir el estrés que genera la mala predisposición de los mismos

Además del orden, el espacio debe contar con elementos que lo hagan más agradable y beneficioso para la salud de los trabajadores. Para ello, la iluminación toma un papel protagonista ya que una iluminación errónea puede causar náuseas, estrés, malestar físico, baja productividad… Lo ideal es que el foco más potente de luz que entre al espacio sea de luz natural. De esta manera, si tu oficina cuenta con ventanas, podrás aprovechar esa luz natural mientras ventilas el espacio con una mayor cantidad de oxígeno. Para contribuir a la cantidad de oxígeno, las plantas se convertirán en tu mejor aliado además de generar un espacio más natural y agradable.

Trabajo planificado 

Tener una metodología de trabajo efectiva será una de las claves para que los resultados de tu negocio sean positivos. Para ello tendrás que fijar objetivos y límites temporales con el fin de planificar tus tareas. Existen diversas herramientas tecnológicas que te ayudarán a planificar tu trabajo y ahorrarás tiempo a la vez que mejorarás la productividad. Si todos los miembros de tu equipo cumplen el compromiso de respetar los plazos, el ambiente de tu oficina se caracterizará por ser dinámico y productivo. 

Horarios adaptados y esfuerzo reconocido

Una plantilla de trabajo se nutre de diferentes perfiles que aportan cada uno de ellos unas características. Ante esta diversidad, es comprensible que cada persona rinda más o menos en determinadas horas. La flexibilidad del horario generará una mayor probabilidad de que tus empleados aprovechen mejor su energía. De esta manera, y teniendo en cuento las posibilidades de tu negocio, puedes establecer turnos de mañana y tarde, ser flexible en las horas de trabajo según cada día…

Por otro lado, hacer se sientan valorados en tu empresa es una de las bases más importantes para motivar a tus empleados y potenciar su productividad. Reconocer el esfuerzo es un quehacer que todo jefe tendría que tener marcado en su agenda diaria. Las compensaciones pueden hacer que tus trabajadores realicen sus tareas con mayor eficiencia. Los cursos de formación son compensaciones ideales tanto para tus trabajadores como para tu empresa puesto que contarás con profesionales mejor formados y ellos con una formación para aumentar su campo de habilidades.

Cuida la salud del cuerpo y la mente 

La salud de tus empleados es primordial. Procura que la ergonomía de tu negocio sea adecuada para prevenir posibles lesiones y garantizar su salud. Ten en cuenta la posición de ordenadores, sillas adaptadas…

El exceso de ruido puede provocar un entorno de trabajo estresante y molesto. Por ello, adopta las medidas necesarias para respetar la concentración de tus empleados. Por ejemplo, intenta minimizar los ruidos producidos por faxes, impresoras, tonos de teléfonos molestos… Además, permitir que los trabajadores puedan utilizar auriculares incentiva la concentración, el buen humor y evita las distracciones. 

Otro enemigo para la mente de los trabajadores es el sedentarismo. Ya que, cómo está comprobado, la productividad no se basa en el número de horas que un trabajador pasa en su puesto de trabajo. Si animas a tus empleados a que se levanten de sus sillas y estiren las piernas, volverán siendo más productivos. Muchas empresas apuestan por zonas de recreo donde sus empleados se relacionen con la plantilla, tomen un café o lean el periódico. 

Sé el pilar motivador de tu empresa

Si tu objetivo como jefe es mejorar la productividad de tu empresa, el papel que desempeñas a la hora de estimular al equipo es una de las bases para cumplirlo. Con la asignación de responsabilidades adaptadas a cada uno de ellos conseguirás que se sientan importantes y con la autonomía suficiente para desenvolverse en sus tareas. Cuida el clima entre compañeros predicando con el ejemplo siendo un líder cercano y empático. Recuerda que las actividades fuera de la oficina propiciarán una mejor relación interna de tu equipo y con ello mayor cohesión. 

Esperamos que con estos sencillos pasos consigas motivar a tus empleados y potenciar la productividad y eficiencia de estos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies