Últimamente se oye mucho el término “compliance” en el ámbito empresarial. Desde Delgado y Delgado Asociados te traemos toda la información sobre qué es el compliance y cuál es su cometido dentro de las compañías.

¿En qué consiste el compliance?

Este concepto existe desde hace tiempo en EE.UU, de donde es originario, pero no fue hasta la Reforma del Código Penal de 2010 y que introdujo por primera vez en nuestro país la responsabilidad jurídica de la persona jurídica, que establece que las empresas (o personas jurídicas) serán “jurídicamente responsables de los delitos cometidos en nombre o por cuenta de las mismas, y en su beneficio directo o indirecto, por sus representantes legales o por aquellos que actuando individualmente o como integrantes de un órgano de la persona jurídica, están autorizados para tomar decisiones en nombre de la persona jurídica u ostentan facultades de organización y control dentro de la misma.”

Sin embargo, la empresa quedará exenta de la responsabilidad jurídica si se dieran las siguientes circunstancias:

  • Que la supervisión del cumplimiento y del funcionamiento del modelo de prevención implantado ha sido encargada a un órgano de la persona jurídica con poderes autónomos de iniciativa y decisión o al que se haya confiado legalmente la misión de supervisar la eficacia de los controles internos de la empresa.
  • Que no se haya producido una omisión o un ejercicio insuficiente de las funciones de supervisión y control por parte del órgano responsable de la persona jurídica.
  • Que el órgano de administración haya adoptado antes de la comisión del delito, modelos de organización y gestión que incluyan los sistemas de vigilancia adecuados para prevenir delitos o para reducir significativamente el riesgo de que se acaben cometiendo.
  • Que los sujetos individuales autores del delito, lo hayan cometido eludiendo de manera fraudulenta los sistemas de vigilancia y de prevención implantados por la empresa.

¿Para qué sirve el compliance?

En definitiva, la función del compliance en las empresas es básicamente la de prevenir que se cometan delitos en su seno y/o en su nombre. Sin embargo, estas son las razones por las que contar con un compliance bien definido es fundamental para las compañías:

  • Permite la persecución de delitos cometidos en la empresa, como por ejemplo el de robo indebido de datos, ya que reclamar dichos delitos sin un compliance resulta contraproducente porque el responsable penal sería la propia empresa por no haber llevado a cabo ninguna medida para evitar que se produjese el delito.
  • Refuerza la buena reputación de la compañía, ya que gracias a sus medidas de prevención y persecución de los delitos aporta confianza y tranquilidad a sus clientes.

A grandes rasgos es esto en lo que consiste el compliance y las razones citadas son algunos de los motivos más importantes por los que este concepto es fundamental para el buen funcionamiento de todas las empresas. Si te surgen dudas sobre este tema, ponte en contacto con nosotros y nuestros especialistas te asesorarán a la mayor brevedad posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies