En el mercado laboral de nuestro país está caracterizado por la existencia de numerosos métodos de retribución. Este abanico de posibilidades permite que sean empresa y profesional los que acuerden dichos términos respetando siempre los derechos del trabajador. En este post de D&D Asociados vamos hablar de los diferentes tipos de salario en España y su clasificación.

En primer lugar, cabe diferenciar los conceptos salario base y complementos salariales. El primer concepto, recoge la retribución fijada por la empresa y el empleado mientras que el segundo hace referencia a las posibles cantidades que se suman a la nómina: antigüedad, pagas extraordinarias, vacaciones retribuidas, primas por productividad…

Clasificación de salarios

  • Teniendo en cuanta la periodicidad con la que se abona la nómina:
    • Salario mensual
    • Salario trimestral
    • Salario diario
  • Según los componentes que lo integran:
    • Salario base: la cantidad que se ha pactado en función de la actividad realizada.
    • Salario integral: es aquel que incorpora todos los complementos salariales.
  • En relación a la aplicación de impuestos y retenciones:
    • Salario bruto o líquido: se refiere a la suma total de la nómina sin que se apliquen retenciones.
    • Salario neto: es la cantidad que recibirá el empleado una vez se hayan aplicado a su nómina las retenciones de impuestos y deducciones de la Seguridad Social.
  • En función de los criterios del cobro:
    • Salario fijo: este tipo de retribución está basada en la cantidad que la empresa ofrece al trabajador con un mínimo por ley. Se pacta antes de firmar el contrato y no va ligada a otros objetivos.
    • Salario variable: esta se establece según la productividad de los empleados. Para ello, es necesario un sistema que mida los resultados. Este tipo de retribución se usa para motivar a la plantilla en su trabajo diario.
    • Salario mixto: es aquel que encuentra una vía intermedia entre una cuantía fija a la que se le suma otras variables.
  • A partir de la naturaleza de la retribución:
    • Salario monetario: es aquel por el cual el empleado recibe el dinero por compensación de su trabajo. Esta práctica cada vez es menos habitual por la aparición de medios digitales y bancas online.
    • Salario en especies: este se produce cuando el trabajador recibe una compensación diferente al dinero. Por ejemplo, cheques restaurante, coches de empresa, formación extra, alojamiento… Es una modalidad salarial flexible pero nunca podrá superar el 30% del salario total.

Cómo puedes observar, los tipos de salario en España pueden variar según numerosas posibilidades pero siempre respetando el bienestar y los derechos de los trabajadores recogidos por el Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre.
Si necesitas asesoramiento o tienes alguna duda, el equipo de D&D Asociados está a tu disposición en todo momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies