En España las grandes compañías pueden negociar convenios de empresa con los representantes sindicales de la mayoría de su plantilla. Para que ambas partes puedan negociar sus condiciones laborales se les exige hacerlo bajo el principio de buena fe.

Los derechos y obligaciones que conciernen a la relación laboral entre trabajador y empresa se regulan de la siguiente manera:

  • Por los convenios colectivos.
  • Por los usos y costumbres locales y profesionales.
  • Por las disposiciones legales y reglamentarias del Estado (Estatuto de los Trabajadores).
  • Por la voluntad de las partes, manifestada en el contrato, siendo su objeto lícito y sin que en ningún caso, puedan establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos.

Los conflictos que se generen entre dos o más normas laborales, ya sean pactadas o estatales, deberán respetar los mínimos de derecho necesario, y se resolverán mediante la aplicación de lo más favorable para el trabajador, de manera que el Estatuto de los Trabajadores siempre estará por encima de los convenios colectivos.

Es importante tener claro que un convenio colectivo puede mejorar las condiciones de los empleados con respecto a cómo están establecidas en el Estatuto de los Trabajadores pero nunca podrán empeorarse.

Convenio colectivo o Convenio de empresa

Durante el año 2018 el gobierno socialista reformó una de las partes de la reforma laboral: la concerniente a la negociación colectiva. Los cambios implantados supondrán que aquello que sea pactado entre las patronales y los sindicatos sobre las jornadas laborales y los salarios en los convenios sectoriales volverá a estar por encima de lo que planteen los convenios de las empresas.

Sin embargo, serán los convenios de empresa los que regulen temas de organización interna como turnos, horarios…

Por otra parte, los convenios colectivos también tendrán influencia sobre la edad de jubilación, ya que podrán establecer cláusulas que hagan posible la extinción del contrato laboral por el cumplimiento, por parte del trabajador, de la edad ordinaria de jubilación fijada en la normativa de Seguridad Social. Hay que recordar que en nuestro país la ley no obliga a los trabajadores a jubilarse; solo está establecida una edad legal de jubilación, que este año 2019, para aquellos que hayan cotizado 36 años y 9 meses o más, será a los 65 años. Si, por el contrario, se ha cotizado menos de ese tiempo, la edad de jubilación será de 65 años y 8 meses.

Si alguna vez tienes dudas sobre este tema en Delgado y Delgado Asociados podemos cualquier cuestión que tengas en relación a tu convenio colectivo o de empresa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies